logo

"Los sueños no caen del cielo, hay que luchar por ellos"

-mairo Rogelio

Misión

Defender, proteger, mejorar, cambiar y en muchos casos salvar la vida de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y población adulta en situación de pobreza y calle, a través de acciones humanitarias y programas educativos.

Visión

Ser la herramienta para la esperanza de seres humanos en situación de pobreza y calle, actuando preferentemente en favor de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, pero sin olvidar y generar oportunidades para poblaciones adultas, buscando siempre la restitución de derechos específicos, el empoderamiento y la articulación de nuevos proyectos de vida para cambiar su destino.


Ser el actor social más prestigiado localmente que influya en las políticas y decisiones del Gobierno y que concientiza y moviliza a la sociedad misma en favor de estas poblaciones vulnerables.

Valores

Solidaridad, justicia, paz y verdad

Nuestro mayor desafío: “Que la esperanza se instale en sus vidas”



  • Promover y desarrollar acciones humanitarias y educativas a favor de seres humanos en situación de pobreza y calle, priorizando y especializándonos en la atención de población infantil.
  • Desarrollar permanentemente labores de divulgación y sensibilización sobre las problemáticas de las infancias vulnerables (especialmente de niños en situación de calle) y también acciones de promoción y defensoría de los Derecho de niñas y niños.
  • Participar activamente a través de colectivos, redes o foros en temas relacionados con la agenda de la sociedad civil (ley de fomento, cultura filantrópica, responsabilidad social, etc.) buscando generar corrientes de opinión e incidir en políticas públicas.


Nuestro reto es propiciar un delicado trabajo educativo, constructor de esperanza y vida nueva. La misión de MAMA de todos los días es detener el sufrimiento, restituir derechos y promover nuevas y mejores oportunidades de los participantes de nuestros diferentes programas, todos en situación de pobreza y calle.


El desafío es desarrollar una pedagogía de liberación de la vida vieja y de las “broncas de la calle” (mendicidad, trabajo infantil, robo, drogas, prostitución, violencia, cero autoestima y desesperanza).Es la de MAMA una pedagogía de construcción de “Vida Chida” que significa vida digna y la articulación de nuevos proyectos de vida, basados en la restitución de derechos, oportunidades y desarrollo de autoestima y esperanza.


En MAMA hay camino andado, hemos acumulado triunfos y derrotas en el trayecto, es decir en la lucha durante estos años de experiencia, hay lecciones aprendidas que nos han idofortaleciendo. La nuestra es una Pedagogía basada en la amistad y solidaridad sin regateos, pero exigente a favor de estos niñas y niñasy personas adultas de vida desgraciada, de presente negro y futuro sombrío si no se les atiende.